En la vida diaria nos encontramos con “RELACIONES”… Por ejemplo, la “relación” de un padre con su hijo, la “relación” de una amiga con otra amiga, la “relación” de un novio con una novia…

Una de las caracteríasticas de las relaciones es que un individuo que pertenece a un grupo, se “relaciona” o se “ata” o se “vincula” con otro individuo que pertenece a otro grupo; que en términos matemáticos se dice que un ELEMENTO de un CONJUNTO, se “RELACIONA” con otro ELEMENTO de otro CONJUNTO. También se dice que a un ELEMENTO de un CONJUNTO, se le “ASIGNA” otro ELEMENTO de otro CONJUNTO.

Pero, las “relaciones” tienen unas características que las distinguen unas de las otras, específicamente, unas relaciones “especiales” se llaman FUNCIONES. En este caso, a cada elemento de un conjunto, que se le llama CONJUNTO DE ENTRADA o DOMINIO o CONJUNTO PRIMARIO, le corresponde un solo elemento de otro conjunto que se le llama CONJUNTO DE SALIDA o CODOMINIO o CONJUNTO SECUNDARIO.

Tenemos que aclarar que cuando decimos “un solo elemento”, no implicamos que siempre sea “un único elemento”, porque para que una relación sea una FUNCIÓN, basta con que a cada elemento del DOMINIO se le asigne “un solo elemento” del CODOMINIO, aunque a varios elementos del DOMINIO se le asignen el mismo elemento en el CODOMINIO.

En algunos círculos, como el investigativo, a los elementos del DOMINIO se les llama VARIABLES INDEPENDIENTES y a los elementos del CODOMINIO se les llama VARIABLES DEPENDIENTES.

Veamos una ilustración de lo que se entiende por una FUNCIÓN…